domingo, 11 de noviembre de 2007


EL CABALLO PERUANO DE PASO, UN PRODUCTO TURISTICO?

Solo existe en nuestra tierra y es uno de los animales más hermosos y de andar elegante que llama la atención y causa admiración de propios y foráneos por donde se presenta. El Caballo Peruano de Paso es un animal que ha estado junto al hombre en cada etapa de la historia del Perú. Este caballo, como casi todos los animales ha ido evolucionando al paso del tiempo y adaptándose a una serie de cambios que han ocurrido desde los orígenes de la civilización, cambios climatológicos, cambios en el territorio y en el medio ambiente en general, han hecho que diversos animales sufran transformaciones, solo imagínese que en la Era Terciaria estos animales median tan solo 30 centímetros de alto y tenían aspecto de roedor.

Cuenta la historia, que en el segundo viaje de Cristóbal Colon a América este llegó al nuevo continente con 25 caballos y pronto los españoles también vieron la necesidad de adaptar los caballos andaluces a las duras condiciones de nuestra geografía y crear por supuesto otra raza adecuada a nuestros terrenos.

Sobre el paso tan perfecto y vistoso que posee este caballo existen diferentes explicaciones, algunas un poco increíbles, como que las arenas calientes y por tanto el piso blando de nuestros desiertos en el sur del Perú, han provocado dicho paso en el caballo, pero como dice el libro “Historia del Caballo de Paso Peruano”, (Asociación Nacional de Criadores y Propietarios del Caballo Peruano de Paso, 1990) si bien es cierto que el desierto influyó en el proceso de adaptación, fue el hombre, quien definió las pautas del paso mediante la selección y el mejoramiento de la raza. Lo cierto es que la combinación de rapidez y comodidad que buscaba en las cabalgaduras la encontró en el paso llano.

Los caballos en general tienen dos formas totalmente distintas de caminar. A una se le conoce como el trote y a la otra como andadura. En cuanto al trote este consiste en un avance diagonal o cruzado del animal al desplazarse, esto quiere decir que los miembros anteriores y posteriores del lado opuesto se levantan juntos y después lo hacen los otros. En esta forma de caminar el jinete es suspendido permanentemente. En cuanto a la andadura consiste en un avance lateral del animal en el que los miembros anteriores y posteriores avanzan del mismo lado y a la vez, llevando al jinete en cada batida hacia delante y además hacia los costados. De este avance lateral en dos tiempos se deriva el paso llano de nuestros caballos de paso.

Durante años en muchos fundos o chacras de nuestro país, criadores anónimos basándose en la observación y experiencia de muchos años, cruzaron y lograron caballos capaces de caminar con el paso llano que caracteriza hoy al caballo peruano de paso. Es así que muchos jinetes y criadores siguieron por años buscando mejorar al máximo su rendimiento y estampa, y a ellos se sumaron muchos investigadores, expertos, domadores así como instituciones que difunden, preservan e investigan sobre este hermoso animal.

Hoy se realizan innumerables exhibiciones, cabalgatas, concursos en todo el territorio nacional y se cultiva este ejemplar en más de diez regiones del Perú con el objetivo de preservar, mejorar y promocionar a estos ejemplares únicos en el mundo.






Se forman jinetes en la única Escuela de Chalanes (Chalán es el nombre que se utiliza para designar al elegante jinete del Caballo de paso) que posee la Universidad Científica del Sur, con sede en Lima. Existen innumerables fundos o haciendas en todo el territorio del Perú donde se cría y se preserva la raza del Caballo Peruano de Paso.

El Caballo de Paso es un recurso histórico y cultural en potencia y que esta en el Perú, esta actividad tiene enormes posibilidades para convertirse en un producto turístico específico, es un recurso que aun no se ha tomado en cuenta para diseñar un programa de viaje que puede permitir dirigirnos a segmentos del mercado nacional o internacional, amante de la crianza de los caballos en general y también a personas interesadas en preservación de esta raza o simplemente a aquellos que aman a los animales.

Podría convertirse en un tipo de turismo especializado e innovador, y es una posibilidad para investigar más sobre sus posibilidades de desarrollo y realizar un análisis de sus ventajas. De por si el Caballo Peruano de Paso es un atractivo que impacta y atrae público, lo que con una buena organización y planificación podría convertirse en una oferta de turismo vivencial importante, de gran acogida, y sobretodo ampliar la oferta de productos turísticos que ofrece nuestro país. www.ancpcpp.org.pe







3 comentarios:

Kiyanb dijo...

Hola!
Errante Viajera:

Quien no ha tenido oportunidad de ver un desfile de caballos de paso peruano. Pues no sabe de lo que se pierde...

Ver un desfile de caballos de paso peruanos es todo un deleite para la vista...

El caballo de paso peruano lleva en su monumental y elegante figura un cúmulo de virtudes que lo hacen sumamente atractivo.

Su andar arrogante, sus movimientos elegantes y armoniosos y su mágico desplazamiento sumado a la sencillez que irradian hacen que se despierten en uno una natural simpatía por ellos.

Mikhaela dijo...

Hola!
Errante:

Sabes; mientras leia tú artículo me venía a la memoria la canción José Antonio de Chabuca Granda...

Por una vereda viene
cabalgando José Antonio
Se viene desde Barranco
a ver la flor de Amancaes
En un berevere criollo,
va a lo largo del camino
con jipi japa pañuelo
y poncho blanco de lino

Mientras corre la mañana,
su recuerdo juguetea
y con alegre retozo el caballo pajarea
fina garúa de junio
le besa las dos mejillas
y cuatro cascos cantando
van camino de Amancaes

Qué hermoso que es mi chalán
cuán elegante y garboso
sujeta la fina rienda de seda
que es blanca y roja
qué dulce gobierna el freno
con sólo cintas de seda
al dar un quiebro gracioso
al criollo berevere

José Antonio, José Antonio
por qué me dejaste aquí
cuando te vuelva a encontrar
que sea junio y garúe
me acurrucaré a tu espalda
bajo tu poncho de lino
y en la cinta del sombrero
quiero ver los amancaes,
que recojas para mí
cuando a la grupa me lleves,
de ese tu sueño dorado
de tu caballo de paso
aquel del paso peruano.

Cómo dice Kiyanb es todo un deleite ver a los caballos de paso peruano... aunque yo sería de la idea de que habría que probar cabalgar en ellos y dar un paseo por Mamacona.

Sí... en mi próximo viaje a Perú... Me anotaré...

Anónimo dijo...

Mis estimadas lectoras, muchas gracias por sus comentarios...realmente es un animal maravilloso y hay que montarlo para tener la experiencia completa...
Ojala lo puedan hacere y me comenten su vivencia.
Por lo pronto invito a aquellos que estan en la Asociación a trabajar en conjunto para poder impulsar y convertir este recurso en un producto turistico unico.