sábado, 7 de marzo de 2009


El desarrollo de productos turísticos: etapas del desarrollo (II)
En el primer artículo sobre el desarrollo de productos turísticos, realizamos un sobrevuelo acerca de los principales conceptos relacionados al producto turístico, así como algunos ejemplos de productos turísticos consolidados. Gracias a los aportes de los lectores, he podido constatar que cada profesional analiza desde un ángulo distinto al producto turístico, pero en general se concluye en la idea de que el producto es una experiencia global de viaje, es algo que vamos a consumir y en donde vamos a encontrar servicios, actividades y atractivos, ya sean naturales, arqueológicos y culturales.

Antes de empezar a explicar las etapas de desarrollo de un producto turístico, es importante aclarar que dentro de un gran destino turístico, existen diversos productos turísticos, por ejemplo la Ruta Moche dentro de los grandes destinos Trujillo-Chiclayo. Sin embargo también es importante mencionar que el destino en si también es un gran producto, que necesita de un proceso de desarrollo mas exhaustivo y detallado. Sin bien actualmente se van identificando aquellos recursos que tienen potencial turístico y se van poniendo en valor ya sea en base a la demanda o a veces un poco al azahar, al final estos van conformando el destino-producto. Por ejemplo en el caso de Cuzco este es un producto – en su conjunto- básicamente histórico-cultural. Lo ideal en realidad, es definir desde un inicio, antes de desarrollar productos, que tipo de destino queremos ser, pero en la practica no esta ocurriendo así, por muchos motivos, y uno de los mas fuertes, es que hay que estar constantemente adaptando los productos a los requerimientos y cambios en las preferencias y gustos del turista.

En esta oportunidad vamos a centrarnos en las etapas del desarrollo de un recurso para convertirlo en producto, un recurso de gran importancia ya sea arqueológico, natural, o cultural. Las etapas para el desarrollo del producto son: la conceptualización, la estructuración, y la promoción-comercialización, prestación del servicio, evaluación del impacto. Estas etapas no son fijas y definitivas. Existe diversa bibliografía que muestran algunas variaciones al respecto pero básicamente se basa en este proceso. A estas etapas yo añadiría un paso previo a la conceptualización y es el análisis previo del sistema turístico actual.

Este análisis permitirá tener una radiografía del destino en su conjunto, ya sea una provincia, un centro poblado, o una región. Aquí mismo se puede realizar un inventario de los recursos e ir definiendo cuales podrían abrirse al turismo y cuales cumplirían primeramente con los requisitos o criterios de evaluación de los recursos, aspectos con los cuales el recurso tiene la capacidad de atraer turistas. No todos los recursos son aptos para la actividad turística, ni todas las ciudades tienen que ser turísticas, aunque hoy en día hasta un piedra que no tiene ningún significado, es transformado en un gran atractivo. Por otro lado, hoy casi todo es turismo, sino podríamos fijarnos como algunas industrias han convertido a sus fabricas en lugares atractivos para el turista como la Volskwagen que recibe mas de 1 millón de turistas al año, donde uno puede observar y participar del ensamblaje de sus nuevos prototipos.

Pero, regresando al tema, existen cinco criterios para evaluar las atracciones:

1. Atractividad: el recurso debe tener poder de atracción. Es una combinación de lo lejos que están dispuestos a viajar los turistas para visitarlo y el acceso hacia el. Esto quiere decir que los técnicos/profesionales y en realidad todos los involucrados en el turismo, deberán preguntarse: ¿Será nuestra catarata tan imponente como para que un turista extranjero viaje desde su país a verla, a pesar de que no tiene acceso directo?. No necesariamente un alemán viajara a Perú por una catarata y es algo que hay que evaluar, así como los accesos al recurso que es un elemento imprescindible. Por otro lado, existen atractivos primarios y secundarios. Los primeros, son atractivos que pueden generar demanda por si mismo por tanto es necesario un plan de marketing, y la segunda ofrecerá posibilidades al visitantes una vez en el destino.

2. Autenticidad: que sea un recurso genuino, una experiencia genuina. Son los atractivos realmente auténticos, los que no han sido inventados, los que no se pueden copiar (fiesta de las Cruces vs un parque temático), eso es lo que busca el turista. La satisfacción del turista será mayor.

3. Singularidad: lo novedoso es lo que se prefiere. Actividades y productos nuevos es sobre lo que hay que trabajar.

4. Multiplicidad de actividades: disponer de un atractivo único, no siempre es suficiente. La oferta de actividades tiene que ser compatible con los atractivos principales, y con los recursos naturales y culturales de la zona.

5. Calidad: Buena relación calidad-precio y en esto el mantenimientos de recurso-producto influirá ene la percepción del turista. (OMT, Gartner, W., 2000 )

Esta evaluación deberá realizarse en la etapa de análisis previo donde se trabajará el inventario de recursos existentes y el diagnóstico del turismo en la zona de trabajo. Esta etapa dará muchas luces sobre el concepto que le vamos a dar al recurso a desarrollar y como va a ser estructurado.

Una segunda etapa es la de conceptualización, en la que se definirá con la participación de los actores vinculados ¿qué queremos ofrecer?. Una vez identificados los recursos es importante priorizar y trabajar con el producto principal y uno o dos productos secundarios. El concepto del producto puede definirse empezando por analizar todos las fortalezas y atributos del recurso e ir contrastándola con las preferencias de los clientes. También es posible diseñarlo a partir de la investigación de productos existen, similares a los nuestros y darle un valor agregado o algún elemento que lo diferencie. Por ejemplo si en Ucayali hay una catarata muy importante pero en Loreto- destino cercano.- también lo hay, pues es importante diferenciarse aunque ello signifique posiblemente centrarse en otro recurso.

En esta etapa también se trabaja la definición del público objetivo: ¿a quién irá dirigido este producto? o ¿a que segmento de mercado? ¿será a un mercado nacional o internacional? ¿será a un segmento de jóvenes, adulto mayor, mujeres..?, analizar y luego seleccionar a los clientes. Muchas veces este análisis es determinante porque posiblemente no existan clientes para el producto que queremos desarrollar o posiblemente sean muy exigentes o sean muy pocas las personas que viajen en busca de museos, por ejemplo. Esta etapa definirá el inicio de la puesta en valor del recurso. Si el recurso es viable pues se inicia la puesta en valor del recurso sino será necesario volver a analizar otros recursos con posibilidades. Hay recursos que cumplen con los criterios de atractividad, que son aptos para el turismo pero lamentablemente no hay acceso hacia el, limitando el desarrollo del producto.

La tercera etapa es la estructuración, donde se identifica toda la oferta existente alrededor del producto (servicios básicos, servicios turísticos y complementarios, accesos), y la puesta en valor del mismo recurso a fin de organizar internamente el producto a ofrecer. Esto quiere decir, que todos los elementos funcionen entre si. Esta es la etapa mas importante, porque es la producción general del producto, es organizar y construir a la vez, es como armar las piezas de un enorme rompecabezas, es equipar al recurso de todo lo necesario para lanzarlo al mercado. Es cierto que los productos muchas veces se van haciendo en el camino, como es el caso de nuestro país. En el Peú, un lugar no se pone en valor mientras no se vean avalanchas de turistas llegando al recurso y mientras va sucediendo esto, se va equipando desordenadamente y sin una planificación. Esto es una realidad, pero ¿Como hacer para que se cumplan las etapas?. Es una tarea difícil, pero no imposible. La idea sería adaptarse inmediatamente a la coyuntura y desarrollar un pequeño plan de trabajo sobre el recurso y empezar a organizarlo. En ello los gobiernos regionales y las autoridades locales tienen una gran responsabilidad.

La cuarta etapa es la de promoción y comercialización, donde se deberá realizar un análisis de la viabilidad económica, establecer los precios posibles, como se va a comercializar, a través de que canales, estudiar el mercado, con los precios y productos existentes. En esta etapa es importante la interacción entre el producto- mercado y los clientes, si ya se esta recibiendo turistas es importante tantear qué precios están dispuestos a pagar, y si no están recibiendo turistas es importante un estudio de mercado y un plan de marketing. Estos dos estudios pueden ser parte de la etapa de análisis y conceptualización, pero todo dependerá de que tipo de atractivo sea - primario o secundario- de que cumpla por lo menos con tres de los criterios que dan un peso a un producto-atractivo en el mercado. Si bien hoy existe mucha competencia, pues es claro que el turista esta dispuesto a pagar por una experiencia y esta en busca de productos, servicios y experiencias insólitas, fuera de lo común por lo que sí existen clientes, la idea es ser mas creativos. ¿Cuanto podría pagar un grupo de turistas americanos por una experiencia de viaje con una temática Virreinal?. Los productos temáticos, son una tendencia actual y que podrían ser adaptados a cualquier espacio turístico o alrededor de un recurso dándole servicios o actividades complementarias que lo convierten en un producto único y terminado.

La quinta etapa es la de prestación del servicio es el “momento de la verdad” como lo presentan muchos autores, es el momento donde el destino presenta sus productos y servicios al turista. Esta etapa va de la mano con la evaluación del impacto, el cual debe hacerse constantemente, con el propósito de monitorear el producto en cuanto a: número de turistas, calidad en los servicios, cumplimiento de las actividades programadas, mantenimiento del producto, etc. ello ayudara a mantener el producto en buen estado y además permitirá gestionarlo por el bien del destino en su con junto. Hay destinos que solo viven de un producto-ícono como es el caso de Galápagos en Ecuador, pero ¿que pasa si Galápagos se satura y se extingue?- como ya esta sucediendo- . Lo ideal es tener productos alternativos y fuertes, que hagan frente al desgaste. El turismo es un gran consumidor de territorio y eso no se puede frenar, ni discutir, pero si prever y retardar el desgaste, es una tarea de todos.

Finalmente es importante presentar mencionar la diferencia que existe entre RECURSO-ATRACTIVO-PRODUCTO turístico lo cual ayudara a seguir desarrollando e intercambiando ideas sobre el tema.

RECURSO
Es la materia prima del producto. Puede ser
Natural (una laguna), cultural (fiesta religiosa), arqueológico

ATRACTIVO
Es la suma del recurso+el acceso +servicios básicos

PRODUCTO
Es la experiencia integral de viaje compuesta por atractivos, servicios, actividades, posicionamiento y precio.

La creación de productos turísticos hoy en día es todo un reto, no solo porque los clientes – turistas exigen cada vez ser mas creativos e innovadores, sino porque los mercados están cambiando demasiado rápido. El Perú tiene enormes posibilidades de desarrollar nuevos productos, pero existe escasa organización, planificación y creatividad, sin embargo este es un primer paso para poder obtener nuevos productos, ampliar la oferta actual y hacerla mas atractiva a los turistas. Manos a la obra!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola!
Errante:

Tengo la impresión que la Ruta Moche no es una ruta que este siendo muy difundida…

También pareciera que se denomina Ruta Moche a todos los monumentos que pertenecen a la cultura moche, que se encuentran a lo largo de lo que uds. Denominan carretera Panamericana Norte.

Entonces cuando yo manifestaba que quería viajar con mis amig@s y conocer la Ruta Moche primero me hablaron de llevarnos a conocer la Tumba del Señor de Sipán, Tucumé, el Museo de Tumbas reales, las Huacas del Sol y de la Luna, Museo de la Universidad de Trujillo y Chan Chan. (Por cierto Chan Chan no es Moche es de los descendientes Moche: Lambayeque y Chimú)

Después me hablaron de Sipán, San José de Moro, Huaca Cao, Huaca de la Luna.

También me hablaron de Pañamarca, Huancaco, Galindo, Dos Cabezas, Pampa Grande, Vicús y Loma Negra.

Finalmente me dijeron podemos llevarl@s a los Museos: Brüning, Tumbas Reales de Sipán, Sicán, Túcume, Chan Chan, Museo Privado Casinelli, Museo de la Universidad de Trujillo.

La verdad que ante tanta información sin consenso terminamos desorientad@s mis amig@s y Yo.

Aparentemente la Ruta es un destino viable pero le falta promoción y de repente consenso en que es exactamente lo que se quiere ofrecer.

Tiene amplios atractivos culturales y naturales que son autentico y singulares.

Se pueden organizar múltiples actividades de acuerdo a lo que deseen los visitantes interesados en recorrer la Ruta.

La Calidad va a depender de quienes se propongan desarrollar este producto.

Je,Je,Je...

Creo que no esta tan mal 23 días preguntando, leyendo e investigando...

Erranteviajero dijo...

Hola Anónimo, gracias por tu comentario. Así es la Ruta Moche aun esta en proceso de articulación, esta en proceso de ser un gran producto, ahora mismo se están promocionando algunos atractivos como las huacas pero aun falta integrar a las ciudades. Si, sobre la calidad pues dependerá de los actores que están involucrados como la Fundación Wiese que esta impulsando y organizando la ruta.23 día en el norte del Perú es una experiencia maravillosa inclusive puedes hacer una combinación interesante de full cultura y playas, además es una zona donde basta remover un poco la tierra y se siguen encontrando sitios históricos…
Gracias por tu apreciación

myeri dijo...

Hi, entonces quiere decir que en el Perú no existen productos turísticos, o quizá si pero están básicos aun; quisiera saber cuales son los mejores productos tursiticos en el mundo.

Erranteviajero dijo...

Hola Myeri, gracias por comentario y tu pregunta. En el Peru hay muchos productos turísticos, lo que pasa es que se concentran basicamernte en tres o cuatro ciudades: Cusco, Arequipa, Puno, Ica, Trujillo. Tambien hay atractivos y recursos turísticos que estan en nivel básico como le llamas tu. Un producto turístico es MacchuPichu, Petra en Jordania, es la Ruta Maya en Mexico, es Llama Trek (paseo en llamas y turismo rural) en Huaraz, es la Ruta de Santiago en España...existe diversidad, pero hay algunos muy completos y otros que estan solo a nivel de atractivo, o sea que solo visitas un lugar, una fiesta pero que no tiene actividades, ni desarrolla temas.
Podemos seguir dialogando al respecto con mucho gusto.
Gracias por leerme.

Anónimo dijo...

Muy interesante los conceptos que propones sobre los conceptos de desarrollo del turismo.En canarias -desde donde te escribo- solo se reduce a sol y playas y ahora toca "turismo rural" cuando ya la costa está saturada.
Saludos desde fuerteventura

Erranteviajero dijo...

Hola Anonimo, que gusto que me leas desde tierras canarias, estuve alli unos dias. El caso de España en conjunto es probleematico y creo que el sector turismo esta en crisis. De ser masivos ahora pretenden ser "no masivos", detener el flujo y lamentablemente ya no hay marcha atras, el daño esta hecho. España siempre y solo, se vendia por años como sol y playa y vendian mas ese tema, pero ya estan perdiendo el sol y la playa- 0 previsión a futuro, solo ganancia- porque solo hay edificios encima de las olas. Pienso que debe haber un cambio radical de estrategias de desarrollo y promocion especialmente porque no cuentan con recursos naturales y porque siguen siendo masivos...gracias por comentar, sigamos en el debate. Suerte por alla.

Silverio López dijo...

Hola errante viajera, te escribi un comentario anterior como anonimo de fuerteventura-canarias- lo cierto es que tengo un pequeño negocio de alojamiento rural www.fuerterural.com y me gustaria mucho que le dieras un vistazo y me dieras tu opinion . Tambien he puesto en marcha un blog http://territorioimaginario.blogspot.com/ donde expongo mis vivencias ,reflexiones y proyectos.
Mis plantamientos es hacer una propuesta alojativa y vivencial diferente, alejandome de la oferta tradicional del turismo rural , que no pasa de ser una oferta mas elaborada pero fria y sin contenido.
Saludos

Erranteviajero dijo...

Hola Silverio, gracias por leerme. Que interesante lo de tu negocio, déjame ver tu web y tu producto, con gusto te doy mi opinión. Sobre el turismo rural en España pues tengo mi propia apreciación sobre el tema...en realidad en España el turismo "rural" es mal llamado rural...porque es casi de lujo...y no tiene nada de rural, por ello es un reto hacer algo distinto y buscar realmente un espacio rural con actividades relacionadas. Ojo es importante primero estudiar que quieren los clientes y después ir armando el producto, sino se queda sin vender así sea la idea mas buena del mundo.
Gracias por tu comentario y por compartir tu experiencia de trabajo

Mikhaela dijo...

Hola!

Errante Viajera:

Pues sí; como nos comenta Anónimo la ruta moche es un producto que recién están implementando y no está siendo muy difundido. Hasta da la impresión que lo estuvieran difundiendo sólo para un público conocedor (arqueólogos, antropólogos, historiadores y /o estudiosos).

Tuve la oportunidad de darme una escapada muy corta por allí, sólo tuve tiempo para visitar el Museo tumbas reales de Sipán y justo llegué a los pocos días de la inauguración del museo en donde está en exhibición la Señora de Cao.

El concepto que manejan ambos museos es muy interesante...y muy moderno...

Mikhaela dijo...

A Myeri:

Al parecer nuestra amiga Viajera no ha querido hacerse mucha propaganda ;)...

Deberias leer algunos de sus post anteriores y de los comentarios en donde intercambiamos algunas ideas al respecto...

Erranteviajero dijo...

Hola Silverio, un saludo. He enviado un mensaje a tu correo de la fuerterural: info@fuerterural... alli te evio algunas apreciaciones sobre tu producto turìstico.
Estamos en contacto, suerte.