jueves, 12 de febrero de 2009

EN LA ESTACION ARCO DEL TRIUNFO
Existen en el mundo diversos grupos, movimientos y organizaciones de personas que se unen por un ideal, con un objetivo específico, o simplemente para mantener o imponer ideologías propias, creadas, inventadas, reinventadas las cuales poseen reglas internas, creadas por sus propios miembros. Por supuesto que existen organizaciones de todo tipo políticas, sociales, religiosas, separatistas, terroristas, sexistas, racistas, algunas con métodos y organización interna cuestionables, dignas de análisis, otros con mucha dosis de violencia, y otras que solo buscan tener adeptos para enriquecerse o manipular las mentes a su antojo.

Sin embargo este panorama, tengo mi apreciación sobre ciertas organizaciones especialmente creadas en Europa que persiguen posiblemente continuar promulgando, y transmitiendo todos los preceptos de ideologías a veces debilitadas, como los neonazis o los skinheads o los góticos, o grupos como The Orders o trueno nórdico. En algunas ciudades de Europa es común ver grupos de jóvenes pertenecientes a estos movimientos, algunos vestidos con la misma ropa, uniformados y que van mezclándose entre la gente, la cual casi ni los miran –deben estar acostumbrados-. Una vez pude ver a un grupo de jóvenes vestidos con ropa de cuero pegado al cuerpo con aplicaciones de metales en la ropa, muchos de ellos con el pelo pintado de colores y corte punk!, ¿ qué tipo de grupo es este?, ¿qué persiguen?, si su objetivo es llamar la atención, pues sí que lo logran!.

Estuve en Francia casi dos meses, recorrí todo el país, y la mayor parte del tiempo estuve entre Paris y Bretagne, porque estaba estudiando turismo en esta región. A pesar de que viví en casa de una familia francesa maravillosa, abierta a todo, a todos, a culturas, con una gran calidad espiritual y humana, -además que la señora de la casa hablaba castellano-, considero que el francés tiene un temperamento especial y es un poco cerrado a los otros, y en algunos lugares, si no hablas su idioma, pues a veces ni te contestan.

Aparte de utilizar los trenes regionales TGV, el metro de Paris era el medio de transporte público que más utilizaba, y siempre me asombraba su antigüedad. Este metro tiene más cien años, si mis cálculos no me fallan y siempre está lleno de gente. Es impresionante la cantidad de gente que viaja diariamente en los metros, siempre me asombrare de ello. Además uno puede ver gente de todas partes del mundo: árabes, africanos, latinos, franceses, turistas, y muchos de ellos con sus trajes característicos que no los dejan a pesar de haber migrado a otro país. Si es época de calor uno puede sentir un vapor impresionante en el subterráneo mas profundo de las estaciones, y un olor como a antiguo, o a humedad.

Por supuesto, que como en cualquier parte del mundo siempre hay que cuidarse de cualquier malhechor, ladrón, o gente de mal vivir que quiere hacer de las suyas y robarte algo, lamentablemente uno nunca esta libre aquí, allá, en Europa, en Asia en Oceanía, donde sea. A veces me daba un poco de desconfianza usar el metro o muy tarde o muy temprano porque he podido observar personas que han hecho de las estaciones su hogar y duermen y comen allí. En uno de mis recorridos turísticos por Paris, me encontraba visitando muy emocionada l’Arc de Triomphe, el gran Arco del Triunfo, lo recorrí todo, subí hasta las alturas máximas y me quede allí largo tiempo observando cada horizonte, cada edificio, construcción, los autos, avenidas, parques, que maravilla!!!. Luego camine debajo del Arco, y recorrí todos los paneles con fotografías de la historia de Francia, el significado de este monumento y otras exposiciones de arte y cultura francesa que se exponen en esta especie de túnel que va por debajo de gran avenida que rodea el arco.

Luego recorrí también los alrededores del Arco del Triunfo, y llegue a una oficina inmensa de promoción turística, donde había todo para el turista, desde información, hasta cafés, internet, tours, tarjetas de descuento para miles de sitios: museos, espectáculos, librerías, cafés, bares, etc. Aquí estuve casi toda la tarde, y ya casi eran las seis y ya estaba cansada.

Así que enrumbe a tomar el metro de regreso a mi hotel. Me dirigí a la estación de metro Arc de Triomphe. Tenía mi cámara Canon colgada del cuello y la tenía cubierta un poco con mi casaca. También tenía una pequeña mochila colgada delante de mío, donde lo más importante era mi pasaporte. Al llegar a la estación había una cantidad impresionante de gente, grupos de turistas, familias, estudiantes, de hecho era hora punta. De pronto apareció el tren a toda velocidad, se abrieron las puertas y la gente subió en “mancha” como decimos aquí, en masa!. Siempre trato de que suba la mayor cantidad de gente y esperar al final, pero a veces la avalancha te empuja, es increíble como la gente espera el tren casi al ras del andén. No me gustan las avalanchas de personas, ni los tumultos, trato de evitarlos en todo sitio, pero a veces no se de donde aparece tanta gente!!. Intente esperar un momento pero de pronto ya estaba en el tren, claro todo esto en los segundos que dura el abrir y cerrar de puertas. Cuando me di cuenta, estaba rodeada por unos chicos de cabeza rapada con unos trajes muy raros de cuero y otros con blue yeans gastados, con collares y sortijas grandes, y tendrían unos 25 años. Tenían algo en común entre ellos que note en un segundo, unas cruces negras de metal y la cabeza rapada. Cuando los observé bien me dieron un poco de miedo, pero no les hice caso. El tren estaba extremadamente lleno, full, no entraba ni un alfiler, gente que hablaba en voz alta, gente que leía- ¿como pueden leer en un metro lleno?,- nunca lo entenderé!!!- gente que comía, etc. Después observe bien a estos chicos y estaban literalmente rodeándome y eran seis, sentí que en realidad me estaban arrinconando.

No hablaban entre ellos solo se miraban, serios, algunos parecían molestos, eran muy altos un metro 80 mas o menos. Poco a poco comencé a sentir algo raro, una sensación de opresión e intimidación, sentí que se pegaban a mi y hacían mas pequeño el circulo, intente salir de aquel circulo gratuito que se formo sin querer!!, eso suponía! y caminar un poco hacia otro lugar, pero ¡cómo! si todo estaba lleno. Cuando intente salir del círculo, estos “señores” me cerraron el paso juntándose mas entre ellos y algunos se reían mirándome con gesto sarcástico. Habían juntado sus hombros y me habían cercado, entonces entendí que no era un círculo que se había formado de la nada, o una coincidencia del tumulto. Entonces me asusté pero en calma, no se exactamente como explicarlo, pero intentaba pensar sobre lo que estaba pasando.

Intente nuevamente un poco mas fuerte salir del círculo y empujar hacia ellos por una de los espacios que había entre ellos, pero nada, se ponían más duros. En ese momento pensé: ¿están jugando?, ¿están haciéndome una broma?, ¿me quieren robar?, ¿odian a los latinos o las personas un poco tostadas por el sol? ¿son neonazis y piensan que soy judía y entonces me harán bajar en la siguiente estación para atacarme?, ¿son racistas? etc, etc. El aspecto de estos chicos era tipo alemán y balbuceaban entre ellos una lengua que no entendía, como un dialecto, pero de tono fuerte. Intente una tercera vez salir del circulo amenazador y esta vez entrelazaron los brazos e intente salir por debajo y ellos se agachaban, empuje con mas fuerza y nada, nadie se daba cuenta de lo que pasaba, nadie además intervenía, era mas que evidente que algo pasaba. Entonces decidí levantar la voz y gritar en inglés: !Please help me!, ¡please, what happend!,! ¡¿what are you doing?!, ¡let me free!, y continuaban con la misma actitud. Al quinto intento, grite mas fuerte, cogiendo mis cosas lo mas fuerte posible y empuje con fuerza y casi lo logro, pero nada. Entonces, me quede quieta, -sin oponer resistencia- y con ellos rodeándome. Miraba al techo, miraba alrededor, escuchaba a la gente, veía las paredes del tren, los anuncios, e intente relajarme, tomar fuerza, y por supuesto rezar para que llegáremos a la siguiente estación lo más pronto posible, pero nada. De pronto me dije: pues esta es la última salida y mi posibilidad de escape. Ví una palanca roja que decía: en caso de emergencia jalar la palanca y estaba relativamente cerca de mí, pero casi a la altura de los hombros de estos chicos malos. Ellos solo me observaban y se sonreían de una manera extraña, tenebrosa, no se como explicarlo, me infundían terror, miedo, pánico, entendí que la idea era trasmitir eso y no hablaban nada!.

Entonces me arme de valor y salte de golpe hacia la palanca con la intención de jalarla, pero los chicos se dieron cuenta y otras personas también y estos me atajaron. En ese pequeño instante de distracción, salí del círculo y los chicos con cara de indignados intentaron seguirme y yo empujando rápidamente intente caminar hasta el fondo del tren. Veía por las ventanas los avisos de la próxima estación y me alivie. Efectivamente llegamos a la otra estación, se abrieron las puertas y la gente comenzó a bajar y con ellos los seis chicos extraños, tenebrosos, oscuros, que me transmitían una especie de violencia aun no determinada por mí. Yo los observaba de lejos hasta que desaparecieron en los túneles del metro.

Era como que, su especialidad fuera sembrar pánico y provocar miedo a las personas con su sola presencia y su actitud dura, prepotente. Entendí además, que a veces las palabras no son necesarias y que solo un gesto en grupo y un aura posiblemente oscura puede afectarte profundamente. Deduje que querían amedrentarme, querían provocarme temor y tensión, para que yo reaccionara mal y atentara contra mi misma. Lo raro es que es una forma de ataque sin ataque, es como perseguirte, perseguirte, acosarte, estar encima tuyo para doblegarte y luego actuar, pero ¿en un sitio público como este?. Me baje en otra estación un poco asustada y con unos signos de interrogación en mi mente muy grandes. Me quede un poco nerviosa pensando que podría encontrarme nuevamente con este grupo, pero no paso nada.

Intente comentarlo en el hotel y algunos me decían que existen muchos grupos de vándalos, drogadictos y grupos extremistas por todos lados y que su fin es provocar miedo para llevarlas al pánico solo con su presencia, a veces con acoso o persecución implacable y así apabullar a su victima hasta lograr que el mismo se cause un daño. Son grupos que no están de acuerdo con el sistema social que existe y esta es una de las formas de protestar. Son grupos que intentan imponerse sembrando terror y miedo, a veces son desadaptados, gente con problemas mentales, con traumas. Otros son resentidos sociales, políticos, etc. ¿Existe este tipo de grupos en el Perú?, pues existen organizaciones que persiguen a las personas y las acosan para que entren a las filas de alguna organización religiosa, pero nada mas. ¿Podría ser similar al comportamiento de estos chicos? No lo se, pero nunca me había topado con este tipo de gente y no me imaginaba que podrían actuar así. ¿He podido denunciarlos?. De acuerdo a mis vivencias, este tipo de grupos no llaman la atención de la población, a menos que hagan desmanes, es más ni siquiera piensan que puedan ser peligrosos y conviven con ellos.

Podría hablar dos, tres, cuatro, cinco, y seis páginas enteras sobre el tema, porque a parte del susto pues pienso que es un problema social grave, y que va en aumento. Muchos de ellos ejercen violencia y acoso. De verdad que esta experiencia me marcó un poco, no solo porque al revivir este hecho, aun tengo en mi mente la escena, el rostro desencajado, duro y sarcástico de estas “personas”, sino por el nerviosismo que sentí a pesar de no bajar la guardia y el acoso. Luego de esta experiencia, nunca mas volví a vivir algo así. He visto muchos grupos de estos en diferentes países pero nunca se han acercado a mí y cuando he tenido oportunidad de hablar con ellos nunca he tenido problemas. Si me pidieran aconsejar al respecto, pues, es complicado, en realidad cada paso que uno da es un albur, una vivencia no esperada especialmente cuando uno va viajando y descubriendo lugares, hechos, situaciones, personas cada día, solo hay que estar alertas siempre y nunca dejarse amilanar, tratar de aceptar de que existen estos grupos y que siempre existirán, así que uno no esta libre. Por mas de que pienso porque me eligieron no encuentro respuesta, yo no estaba en contra de ellos y sus ideas, ni nada!. Mantenerse lo mas alejado posible es lo mejor y ojalá una marea de gente no los empuje hacia lo desconocido!. Hasta otro viaje!




7 comentarios:

kiyanb dijo...

Te agradezco señor por cuidar a nuestra Errante Viajera por hacer que no caiga en las bajadas ni en las subidas del camino.

Por hacer que no encuentre obstáculos ni delante de ella ni cosa que la golpee.

Gracias señor por concederle buenos caminos, caminos planos.

Anónimo dijo...

Señor, tu que todo lo ves;

Señor, tú que todo lo sabes,

Sabes de los viajes de nuestra
Errante Viajera

Gracias! Por ayudarla,

Protegerla y evitar que algo pase

Señor, acompáñala o envía siempre

A tus angeles

En todos sus viajes

Para que así siempre este sana y salva.

Erranteviajero dijo...

Mis queridos lectores, no se me vuelvan tan debotos y eclesiásticos!!...gracias por sus rezos...pero igual con rezos y todo siempre apareceran mounstruos de todos los colores y tamaños en nuestros caminos!!!!
Se han encontrado con algunos grupos de estos en las calles...??
Gracias por leerme

Mikhaela dijo...

Hola!
Errante:

No creo que agradecer a Dios, por haberte protegido sea volvernos, devotos eclesiasticos.

Sigo sosteniendo que tienes mucha suerte! Dios y tu angelita de la guarda siempre estan contigo...

Tienes mucho que agradecerles...

Hay mucha gente que ha sido victima de grupos xenofobos y no han sobrevivido para contarlo.

He tenido oportunidad de cruzarme con ellos pero felizmente nunca he tenido ningun incidente.

Creo que debido a que ellos se fijan mucho en la apariencia y en la vestimenta que llevas, (De viaje mayormente visto sport,tipica turista)siempre he pasado desapercibida.

kiyanb dijo...

Hola!
Viajera:

Creo que mi ascendencia oriental me ha salvado de tener algun incidente con los xenofobos.

De lo que si no me ha salvado es de ser víctima de robos...

Anónimo dijo...

Hola! Errante:

A veces nos olvidamos de agradecer a Dios por todo lo que nos da...

Y agradecerle a él no significa ser devoto y/o eclesiastico.

No sé si sin rezos o con rezos pero hasta ahora estas aquí y nos estás contando todo lo que has vivido... así que... me parece que Te quieren mucho allá arriba y tienes una angel de la guarda que de repente es quien aparte de protegerte, pide mucho por tí.

Es cierto, normalmente estos grupos xenofobos eligen a sus victimas de acuerdo a como ellos las perciben. Se fijan mucho en la apariencia, en la vestimenta y hasta si la vestimenta es de determinada marca.

Je,Je,Je... Mikhaela pasar como un típico turista desgarbado, no mirarlos mucho, no mostrarles miedo pero tampoco desafiarlos es una buena opción. A mi tambien me ha funcionado...

Je,Je,Je... Bueno... que te puedo decir KiyanB, turista oriental = dinero. Casi en todos lados.

Erranteviajero dijo...

Jajajajaja mis queridos lectores lo de devotos y ecle....era solo un chispazo de recutecu pueeeee!!!! y si...pues definitivamente tengo un Angel...aunque a veces me hubiera gustado que me proteja de algunas personas con sentimientos destructivos....pero asi es la vida...Gracias por comentar siempre...